Los Impostores

Roy (Nicolas Cage) y Frank (Sam Rockwell) son una pareja de profesionales del timo de poca monta. Timadores. Estafadores. Embaucadores. Elijan el nombre que quieran. Lo que Roy, un veterano timador, y Frank, su ambicioso protegido, están “colocando” -digamos vendiendo- últimamente son “sistemas de filtrado de agua”, comprados por gente confiada que paga diez veces su valor para conseguir falsos premios como coches, joyas y vacaciones en el extranjero… que nunca reciben. En fin, que ambos forman una lucrativa asociación.

Sin embargo, la vida privada de Roy no es tan satisfactoria. Roy, un agorafóbico obsesivo-compulsivo (y un fumador empedernido) sin ningún tipo de relación personal, apenas puede mantener la cordura, y cuando sus manías empiezan a poner en peligro su rendimiento como delincuente se ve obligado a buscar la ayuda de un psicoanalista (Bruce Altman) para seguir funcionando. Si bien Roy está buscando una solución rápida (es decir, pastillas), su terapia provoca más de lo que él esperaba: la revelación de que tiene una hija adolescente, cuya existencia sospechaba pero que nunca se había atrevido a confirmar. Y lo que es más preocupante, Angela (Alison Lohman), de 14 años, quiere conocer al padre al que nunca ha visto. Al principio, la aparición de Angela perturba la cuidadosamente ordenada rutina de su neurótico padre. Sin embargo, con su peculiar manera de asumir la paternidad, Roy comienza enseguida a disfrutar de una relación que nunca había soñado tener con su hija.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: